lunes, 5 de octubre de 2009

El Testamento de Judas: Esto es para tí, animal!

Esto es para tí, animal!

Porque todos somos animales.
Esa es nuestra naturaleza.
Pero como estamos tan acostumbrados a ser diferenciados como "Humanos", de las demás especies, nos hemos olvidado de ese detalle.
Pero, ¿acaso recuerdan por qué somos diferentes?
Dice la ciencia, que es por qué contamos con inteligencia.
Dios dice lo mismo, o al menos eso me han contado porque no lo conozco.
Y si somos inteligentes, ¿por qué destruimos nuestro planeta?...
Sí, NUESTRO.
Ahora pensarán >>oh no, otro tema
para hacer consciencia acerca de cuidar el medio ambiente...basura<<>algo, era un fruto de la planta que llega hasta el techo de la casa.
La volteé a ver sobándome la cabeza, y la vi algo descolorida >>debe ser porque es de noche y la luz publica la hace ver así <<. Entonces tomé el fruto que me había caído, y como ociosidad lo abrí, y luego me di cuenta que mis manos estaban cubiertas de negro >> O_o ¿qué es
esto?<<, como no podía ver bien, acerqué mis manos a mis ojos mientras frotaba los dedos para ver de que se trataba. Eran cenizas. EL fruto estaba hecho cenizas por dentro. Y fue lo mismo con los demás frutos. Las semillas estaban hechas cenizas.
A primera vista
esto no parece grave.
Se los pondré fácil.
Si el árbol se seca, los frutos también.
Si las semillas se hacen cenizas, ya no habrá qué plantar.
Si no hay qué plantar, se reduce la población verde.
¿Ahora me entienden?
A mi me dió mucho coraje ver eso...me recordó una frase de El quinto Elemento:
¿De qué sirve salvar a la Tierra si ves lo que hacen con ella?

Y esa es sólo una pequeña parte de lo que está sucediendo a nuestro alrededor. Sin mencionar los osos polares que andan de viaje a la deriva en sus placas de hielo...tal vez en un futuro Cuba pueda exhibirlos a los turistas.


Pero...no van a entender...y no puedo darme el lujo de decir "bueno, no me interesa, yo ya hice mi parte", porque el punto de esto es que tomen cartas en el asunto. Nada les cuesta hacer algo bien, ¿o piensan dejar que la especie vaya en retroceso?...Me dan asco, no todos, claro, y aunque no somos "perfectos", que eso bien lo sé, esa no es excusa.

Off topic:
Esta entrada originalmente iba a estar dedicada a angelología, pero lo he pospuesto para poner este texto, para ver si alguno logra llenar mi carente fascinación por la especie humana (a la cual, afortunada o desafortunadamente, pertenezco, pero claro está, es preferible a haber nacido lombriz), así el título fue elegido porque muchas veces somos como Judas; nos decimos apóstoles, luego no hacemos nada más que para beneficio propio, y al final nos arrepentimos cuando ya es tarde para hacer algo.

1 comentario:

  1. Hacemos lo que hacemos simplemente por una razón:

    "Porque Podemos"

    Es también injusto creer o tomar a todos los que formamos esta especie por igual. Como en todo existen 2 caras de la moneda, hay a quien no le importa, y hay quien lucha desesperadamente por marcar una diferencia.

    Una excusa, dejamos de evolucionar, ya no nos adaptamos al ambiente, adaptamos el ambiente a nosotros. Al final la única razón que realmente será valida para marcar un cambio, sera perderlo todo, solo así.

    ... porque ya no podremos mas.

    Arrepentirse es un mero acto de constricción, pero jamáz es tarde para tratar de reparar las cosas, si bien puede no lograrse, o no conseguirse de la forma en la que se espera, es preferible el esfuerzo a la propia resignación.
    Después de todo ¿Que mas nos quedaría por perder?

    Nosotros, los animales, cargamos con un estigma, se llama inteligencia, viene siempre de la mano con nuestra crueldad, avaricia, soberbia, y otros males que forman parte de nuestra naturaleza. El poder corrompe, el poder absoluto corrompe absolutamente. Es el conocimiento nuestro poder, y mientras mas sepamos, mas poder tenemos.

    Pero a veces, y solo a veces, algunos llegan a descubrir que esos defectos innatos, no son mas que un pequeño bache en el camino, tan ínfimo, que ni siquiera es necesario sortearlo. Pues tenemos tantas virtudes que nos negamos a descubrir, a ver, a usar. Y al hacerlo nos hacemos mejores, dejamos de ser tan animales, comenzamos a preguntarnos porque siguen habiendo tantos males, caemos en la cuenta de lo que nos rodea, pedimos respuestas.

    Y en nosotros marcamos un cambio, insignificante, absurdo, podrían decir, pero sabemos que es todo lo contrario.

    ResponderEliminar